Perder Peso Corriendo: Rutinas Más Efectivas

El único método para perder peso corriendo es siendo regular, tanto si te gusta correr al aire libre como si lo haces en una cinta de correr. Pero para alcanzar los mejores resultados en menos tiempo, es necesario realizar el ejercicio de forma correcta.

Perder Peso Corriendo

© CandyBox Images – Fotolia.com

Si quieres perder peso corriendo, te ayudará a tener éxito:

  1. Ganar resistencia. Si te has propuesto perder peso corriendo y vas a empezar a correr por primera vez lo primero que debes hacer es aprender a ganar resistencia antes de abordar un ejercicio continuado e intenso. Para ello, es conveniente que empieces a correr a un ritmo que le resulte cómodo a tu cuerpo. Aunque al principio creas que correr a un ritmo lento no es efectivo, debes ser consciente de que desde el principio ya vas a quemar calorías y a perder peso corriendo. Tras varios días a ritmo lento, comprobarás que tu cuerpo se ha adaptado al ejercicio y que has ganado resistencia ante la actividad física, lo que te permitirá abordar en perfectas condiciones la siguiente fase.
  2. Para perder peso corriendo es conveniente que adoptes buenos hábitos en tu alimentación diaria, ya que solo adelgazarás si quemas más calorías de las que consumes, por lo que tendrás que combinar el ejercicio diario con una dieta saludable. Trata de comer raciones más pequeñas, evita las grasas, el alcohol y el tabaco y come mayor cantidad de frutas y verduras.
  3. Una vez que has comenzado a familiarizarte con el funcionamiento de tu cuerpo, puedes empezar a aumentar el ritmo de tu ejercicio. Por ejemplo, si has comenzado corriendo solo un kilómetro al día, puedes ir añadiendo un 10% más de distancia cada semana, hasta que seas capaz de correr 5 kilómetros sin parar.
  4. A partir de este momento, puedes cambiar tu objetivo en función de tus deseos personales. Si estás entrenando para una carrera con una distancia específica o si tienes una meta para llegar a correr 10 kilómetros, solo tienes que añadir más distancia cada semana de forma progresiva, para ir acostumbrando tu cuerpo poco a poco, de forma que finalmente te resulte fácil alcanzar los 10 kilómetros sin ningún esfuerzo.
  5. Otra buena estrategia es añadir a tu recorrido habitual el ascenso de alguna pendiente intercalada en el trayecto. Con este esfuerzo añadido puedes aumentar considerablemente las calorías que quemas con el ejercicio y la pérdida de grasa corporal.
  6. Para perder peso corriendo sigue un programa de entrenamiento constante. Establecer un programa de entrenamiento es una forma sencilla de mantener la motivación para correr. De este modo sabrás exactamente lo que tienes que hacer cada día, por lo que te resultará más difícil posponer el ejercicio programado o el entrenamiento diario. Seguir un horario fijo también te puede ayudar a evitar una lesión corriendo más de la cuenta para alcanzar la distancia que te habías propuesto ese día.
  7. Aprende a correr incorporando una velocidad rápida a intervalos (que se ejecuta a una velocidad muy rápida durante intervalos cortos de tiempo). Introducir esta rutina también ayuda a perder peso corriendo, a aumentar la masa muscular y a mejorar tu metabolismo en reposo, provocando que se quemen más calorías durante el día.

Ejemplos de rutinas para perder peso corriendo

  • Si pesas 70 kg y corres a buen ritmo durante 20 minutos, vas a eliminar alrededor de 160 calorías, y así progresivamente, en función del tiempo empleado. Después de este ejercicio, tu metabolismo se mantiene alto y seguirás quemando calorías durante dos o tres horas más. Para lograr perder peso corriendo, deberás realizar el ejercicio varias veces a la semana de forma habitual.
  • Para un entrenamiento más intenso y conseguir perder peso corriendo de forma más rápida, puedes añadir los intervalos. Por ejemplo, si corres a determinado ritmo, intercala cada dos minutos un tramo corriendo durante 30 segundos de forma más rápida.
  • También puedes correr según tu forma habitual dos veces por semana y durante otros dos días realiza intervalos de carrera/ caminata o intervalos de sprint/ caminata en base a tus niveles de resistencia y tus preferencias.
  • Comienza a correr realizando unos 3-7 minutos de calentamiento, seguido de 20 a 40 minutos de carrera. Y añade finalmente los intervalos de correr/ caminata, realizando ambas actividades durante 90 segundos.

Si realizas esta actividad de forma constante, te resultará muy sencillo perder peso corriendo.