4 Beneficios de la Natación para Embarazadas

Desde luego, el embarazo no es sinónimo de inactividad física. Todo lo contrario. Si bien es cierto que en este estado las mujeres han de prestar especial cuidado a los ejercicios que llevan a cabo, está demostrado que media hora de deporte al día es algo muy aconsejable. En este sentido, uno de los más recomendados es la natación para embarazadas, ya que apenas existen riesgos en su práctica. Por ello, a continuación, vamos a explicarte sus principales beneficios para que pierdas el miedo de una vez.

Natación para Embarazadas

© Andrey Bandurenko – Fotolia.com

Top 4 – Beneficios de la Natación para Embarazadas

1. Te sentirás más ligera. Como bien sabrás, uno de los principales efectos del embarazo, sobre todo a partir del quinto mes, es la sensación de pesadez. Pues piensa que, como es lógico, en la natación para embarazadas la flotabilidad propia del agua actúa para ayudarte a reducir dicha sensación y, además, facilitarte que mantengas un peso adecuado y no engordes demasiado. Por si fuese poco, tu sistema cardiovascular también te lo agradecerá.

2. Músculos más tonificados. Cuanto más avanzado esté tu embarazo más efectos negativos acarreará la gravedad. Pero, puesto que en el agua este factor es inapreciable, en los ejercicios de natación para embarazadas podrás experimentar una sensación de sostén que te ayudará a reducir el nivel de estrés que, lógicamente, están sufriendo tus articulaciones y músculos por el peso extra del bebé. Además, la natación te ayudará a tonificar tu cuerpo para que, una vez salgas del agua, la carga no te parezca tan pesada.

3. Previene la aparición de hinchazón en las articulaciones y de los edemas. Es frecuente que, casi todas las embarazadas, presenten hinchazón en las articulaciones como, por ejemplo, los tobillos desde las primeras fases del embarazo. De hecho, en muchos casos, suele estar acompañada de edemas y hematomas. En estos casos, la natación para embarazadas, al mejorar la circulación, ayudan a prevenir que aparezcan.

4. Una recuperación más rápida. Otro de los aspectos que deberían animarte a realizar natación para embarazadas es que, en el caso de aquellas mujeres que la practican, la recuperación del estado y el tono físico en el pos parto es mucho más rápido.

Si eras de las mujeres que pensaban que el ejercicio era perjudicial en tu estado, esperamos haberte convencido de que la natación para embarazadas es algo muy sano y beneficioso. ¡No esperes más y anímate a practicarla!